lunes, 4 de agosto de 2014

Desmontando una impresora láser Xerox Phaser 6110

Hace poco conseguí una impresora láser Xerox Phaser 6110 que no imprimía. La impresora encendía, la detectaba Windows, pero no superaba su propio test de arranque y se quedaba con la luz de error parpadeando.



En cuanto la abrí vi el problema: el ITB (transfer belt) o rodillo de transferencia estaba roto.


Por entretenimiento lo pegué con cinta adhesiva a ver qué pasaba.


El rodillo ya giraba, así que probé a instalarlo de nuevo.


Ahora sí, la impresora encendía sin errores, pero obviamente no imprime del todo bien, ya que la mitad del folio (cuando coincide con la parte pegada con cinta) queda marcada. Aún así, me las arreglé para imprimir unas cuantas fotos y gastar el tóner que quedaba.


El reemplazo del ITB es bastante caro (unos 150 euros), y la goma que coge los folios (pick-up roller) también necesita cambiarse, así que no trae cuenta teniendo en cuenta que esta impresora se vendía más o menos por el mismo precio. Por eso, antes de mandarla al punto limpio, lo mejor es desmontarla para aprovechar las piezas. 

Ahí va un timelapse del proceso.



Entre las piezas aprovechadas, un puñado de electroimanes, rodillos para todos los gustos, montones de engranajes, micropulsadores, cables y conectores, una fuente de alimentación, y sobretodo un bonito motor de 24 voltios sin escobillas y con rodamientos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada